Español
English

Software libre

15 mayo 2015
15 mayo 2015, Comentarios Comentarios desactivados en Software libre

Software Libre

Cuando usamos un ordenador o un sistema informático más complejo invertimos una gran parte del presupuesto en la compra de software o, si precisamos una solución a medida, en su desarrollo.

Todo software se produce con una licencia asociada. Esa licencia es la que establece quién puede usar el software, quién puede distribuirlo, quién puede modificarlo y qué puede hacerse con esas modificaciones.

Mientras que el software privativo (generalmente protegido por copyright) sólo puede ser usado por el cliente, quien no puede distribuirlo ni modificarlo, otras licencias de software son más permisivas.

En concreto, el software libre es un caso totalmente contrario al software privativo: se puede distribuir libremente (y a cualquier precio, incluso gratis), se tiene acceso al código, con lo que se puede modificar, y estas modificaciones también son distribuibles.

Por tanto, el software libre presenta ventajas claras frente al software privativo:

  • Independencia del fabricante de software: Gracias al tipo de licencia las Administraciones Públicas y las empresas usuarias pueden controlar el uso de la tecnología y tienen más libertad para diseñar su estrategia tecnológica futura.
  • Ahorro de costes: Gracias a la compartición, la reutilización y la ausencia de costes asociados a las licencias, se genera un ahorro significativo en el coste final de las aplicaciones, utilizando siempre un software 100% legal.
  • Mayor seguridad y calidad del software: Hacer público el código permite aportaciones de la Comunidad de Desarrolladores que contribuye de forma continua a la seguridad y la calidad del software, corrigiendo los errores detectados y haciendo evolucionar más rápido la aplicación.
  • Desarrollo del sector TIC local: Al tener acceso al código, las pymes del entorno pueden ofrecer servicios a la Administraciones Públicas y Empresas, pudiendo competir en mejores condiciones con otros operadores dominantes en el sector.
  • Generación de valor en comunidad: Usar software libre permite a las administraciones públicas y empresas compartir y reutilizar aplicaciones, colaborando entre sí, con el sector tecnológico y con la Comunidad de Desarrolladores.

Pese a lo que pueda parecer, el software libre no es necesariamente gratuito. Si bien la distribución puede ser gratuita, la modificación para adaptar el software a las necesidades personales o de la empresa sí pueden conllevar un coste, por lo que trasladamos el coste del desarrollo al coste de la adaptación.

Tampoco es inseguro, aunque “cualquiera” pueda modificar un programa. Precisamente que sea de libre acceso permite una revisión casi constante por cualquier desarrollador, con lo que cualquier fallo o diseño nocivo es corregido rápidamente.

Puede que escuches que “el software libre es de peor calidad porque está hecho por aficionados”. El software libre, al igual que el privativo, es desarrollado por todo tipo de empresas. el navegador Mozilla Firefox, sin ir más lejos, es un ejemplo de software libre..

¿En qué me beneficia el software libre?

La gran ventaja del software libre es que ofrece programas gratuitos o a precios razonables que posiblemente se adapten a tus necesidades.

Muchos programas de propósito general son libres (ofimática, reproductores, editores…) y lo mismo ocurre con muchas aplicaciones de propósito específico (contabilidad, gestión de contenidos, bases de datos, servidores web…). Estos programas, además, son seguros y tienen una alta tasa de actualización, tanto en lo referente a corrección de errores como en aumento de funcionalidades.

Además, otra ventaja es que si ningún programa existente cumple una funcionalidad específica que necesites, puedes modificar el programa para añadírsela, o bien contratar a un equipo de desarrollo para que lo haga.

tux

tux

En las siguientes entradas al blog publicaremos varios listados de los programas más esenciales del software libre, divididos por categorías.

Comments are closed.